icono-a-ritmo-propio-borde-blanco.png

Pasión, cuerpo y escritura En la película: MISHIMA: Una vida en cuatro capítulos

Stella Cortés

Para una mejor comprensión de la películaconsultéla novela autobiográfica de Mishima, “Confesiones de una máscara”, (1949).

Y con textos de la película que son también de su obra escrita, intentorelacionarlos con los conceptos psicoanalíticosde pasión, cuerpo hablante y escabel que aquí se han trabajado.

Yukio Mishima fue uno de los más reconocidos escritores de Japón.A su muerte dejó novelas, películas, historias cortas y ocho volúmenes de ensayos. El 25 de noviembre de 1970, Mishima y 4 cadetes de su ejército privado, entran al Cuartel General de la Armada,toman por la fuerza al Comandante y a todo el Fuerte, y luego pone fin a su vida,abriéndose el vientre ante los ojos del jefe del ejército japonés, en su creación más elaborada.

Una semana antes de su suicidio, Mishima realiza en Tokio una exposición con el título “Yukio Mishima”. Esta se compone de una serie de fotografías de la vida del autor, muchas de las cuales muestran su musculoso cuerpo semidesnudo en poses sexualmente sugerentes. Mishima dividió la exposición en cuatro segmentos, cada uno de los cuales lleva el nombre de un río que desemboca en lo que él llamó “El mar de la fertilidad”. Los ríos eran el de la Escritura, el de la Escena, el del Cuerpo y el de la Acción [1].

En su novela “Confesiones de una máscara”,Yukio Mishima, narra las dificultades de un adolescente que descubre sus inclinaciones homosexuales y para subsistir adopta la máscara de la normalidad,aunque conoce perfectamente la distancia que lo separa de la misma.Resaltatambién la debilidad que su corazón siente por la Muerte, la Noche y la Sangre, y cuenta sus fantasías sádicas, su atracción por la belleza y su fetichismo sin límites

En el mismo texto escribe:”…de repente aparece ante mi vista…un cuadro que me causa la impresión de haber estado allí, esperándome, para que yo lo viera. Era una reproducción de San Sebastián…. Un joven de notable belleza, desnudo, atado al tronco de un árbol. Con lasmanos cruzadas en alto, por encima de la cabeza, y las cuerdas que le ciñen las muñecas,también atadas al árbol…Supuso que se trataba del martirio de un cristiano…En el cuerpo del joven…no se veían rastros del duro vivir o la decrepitud de tantas representaciones de santos.Por el contrario, en aquel cuerpo sólo hay juventud, luz, belleza y placer…Las flechas se han hundido en la carne tersa, fragante y juvenil que pronto consumirán el cuerpo, desde dentro, con llamas de supremo dolor y éxtasis”[2]. Mishima, dice que el día que vio ese cuadro todo su ser se estremeció de goce pagano.

Mishima, de cuerpo débil y enfermizo buscó mediante el fisiculturismo ajustar su cuerpo al canon tradicional de belleza, a tal extremo que sus músculos se modelaron como una obra de arte, pasó a tener un cuerpo abstracto, separado de él.

Eric Laurent en su texto “Los objetos de la pasión” nos dice como: La mística cristiana pretende identificarse a la pasión de Cristo y en lugar de mantener a distancia la pasión, en su justo medio, se transforma por la voluntad de experimentarla, como un goce particular del cuerpo. La pasión es el afecto primordial que acompaña todo el recorrido de la vida de Mishima hasta su muerte.

De niño comprendió que hay dos elementos contradictorios en su vida. Uno son las palabras que pueden cambiar el mundo. El otro es su propio mundo, que no tiene nada que hacer con las palabras. Para la persona media, el cuerpo precede al lenguaje. “En mi caso, las palabras entraron primero”.

Las palabras impactaron su cuerpo, como en un primer momento lógico, “el parletre es el inconsciente de lalengua, es decir que es un inconsciente lógicamente anterior, y por eso Lacan decía que el parletre sustituirá al inconsciente freudiano: porque este último es propio de un segundo momento lógico, el del inconsciente estructurado como un lenguaje, que es entonces una elucubración de saber”.Implica la sustitución de cuerpo, por cuerpo hablante. Si el cuerpo que conocemos es el cuerpo especular, o incluso el cuerpo neurótico o psicótico que está determinado por el lenguaje, el cuerpo hablante se diferencia de ellos. El cuerpo hablante es el que se produce en el instante del misterio de la unión de la palabra con el cuerpo: no el cuerpo del inconsciente estructurado como un lenguaje, sino el cuerpo del parletre. Ese es el cuerpo hablante”[3].

Y para continuar hablando de cuerpo hablante aplicable a Mishima por el impacto que las palabras produjeron en su cuerpo, en palabras de Clara Holguín en su última conversación “Del cuerpo Hablado al cuerpo hablante”.”Cuerpo hablante, cuerpo afectado por su manera de gozar. El goce es la idea freudiana de pulsión y de pulsión de muerte. La pulsión, el goce, encontramos que aparece en la repetición y no aparece porque nos hace bien, todo lo contrario se repiten cosas que no nos hacen bien y además no se pueden dejar de hacer. Eso que Freud llama pulsión, Lacan llama goce, esta satisfacción paradójica. Hablar de goce es hablar de cuerpo, es la consecuencia de articular la palabra y ese cuerpo en tanto que organismo. Antes la ley del nombre del padre era una brújula, nos orientaba temporal, espacial y en un cierto lugar del cuerpo y de la sexualidad, hoy el goce es omnipresente, está en todas partes, hoy los cuerpos gozan de actividades y prácticas que no tiene que ver con lo sexual…la sexualidad no es el goce, el goce es todo eso otro, esos cuerpos tatuados, agujereados, ejercitados, porqué, porque hay un intento de delimitar, de bordear, de localizar ese goce…el cuerpo mismo se vuelve un tratamiento para localizar el goce, es un intento que vayan quedando cicatrices”[4].

Retomo palabras de Mishima:”Crear una obra de arte bonita y volverse bello es idéntico”, con el fisiculturismo y toda su obra escrita, Mishima crea su obra de arte, se vuelve bello y guapo, todo lo cual constituye su escabel.

Miller define el escabel como”…aquello sobre lo que se alza el parletre para ponerse guapo. Es su pedestal…El escabel traduce de un modo figurado la sublimación freudiana, pero en su entrecruzamiento con el narcisismo”[5] Es el narcisismo especular?. Para dar respuesta, Patricio Alvarez toma una de las primeras frases de Lacan en “Joyce el síntoma”: “El escabel es primero porque preside a la producción de la esfera…El escabel es lo que se construye sobre ese ego del amor propio [6].

Freud postula, la pulsión de vida, en oposición a la pulsión de muerte, como articulador del masoquismo erógeno, el superyo. Lacan con su concepto de goce intenta nombrar la pulsión de vida como la pulsión de muerte. La representación de Mishima en la película y en su novela autobiográfica, identificado con San Sebastián nos habla de un personaje con inmensa atracción por la belleza, el dolor y la muerte.

También en su relación amorosa,que sostiene con una mujer, a cambio deque esta no exija el pago del préstamo hecho a su madre, le obliga a certificar que su vida y su cuerpo pertenecen a esta mujer. La mujer le hace un pequeño corte en la piel y afirma que su piel es tan bella que quería cortarla. El anota que lo sintió bien. Que es la mujer que ha estado buscando, que por primera vez siente que existe.”No necesito un espejo”.

Estos episodios no dejan duda sobre la perversiónmasoquista del personaje, acepta las condiciones de la mujer, “…obedece como un perro, pero construye la escena como un amo,que se hace atacar, es el quien maneja finalmente los hilos de la escena”

“Las palabras son un engaño para transformar la realidad, el escritor debe ser engañoso pero la acción nunca es engañosa. “La armonía de pluma y espada”. Este lema samurái es unestilo de vida. Ahora está olvidado. “Debe haber en alguna parte un principio en que se reconcilia arte y acción. Ese principio ocurrió en mi era la muerte”. Reescribo sobre el texto de Eric Laurent “Los objetos de la pasión”, pasión de muerte por pasión amorosa, por ser la pasión aplicable en este caso.”Podemos decir que las acciones humanas se demuestran todas hechas de determinaciones; la determinación de la pasión” de muerte “hace serie con el acting-out o el pasaje al acto para demostrar la acción humana hasta lo más profundo”[7].

El personaje se sustrae a la Ley del Otro, cuando la trasgrede, rechaza el Otro del lenguaje, cuando afirma,el escritor debe ser engañoso pero la acción nunca es engañosa, al tiempo que justifica su suicidio.

Armonía entre la pluma y la espada, pregona la armonía de una pluma engañosa, con la espada:para transformar la realidad. Y procede mediante una acción violenta contra el mismo y contra el Otro que encarna la Ley, para purgar la nación de los demonios del capitalismo para forjar un eterno compañerismo y restaurar el majestuoso imperio del Japón.

NOTAS

  1. Correa M. L. “El acto según Mishima” en revista Jardín de Freud
  2. Mishima, Y., Confesiones de una máscara, Espasa, 2005, p. 48
  3. Alvarez, P., Lacaniana N. 18, junio de 2015, p.62, p. 65
  4. Holguín, C., “Del cuerpo hablado al cuerpo Hablante”. Seminario realizado en la NEL Bogotá en 2016
  5. Conferencia pronunciada por Jacques Allan Miller en la clausura del IX Congreso de la Asociación Mundial de Psicoanálisis (AMP) el 17 de abril del 2014, en Paris, presentando el tema de su X Congreso.
  6. Laurent, E., “Los objetos de la pasión”.Tres Haches, Bs. As., pag. 10
Más productos de este Boletín
Boletin 23 Rufino Tamayo. La gran Galaxia
Tabucchi y lapregunta por la letra
Luz Adriana Mantilla
Boletin 23 Rufino Tamayo. La gran Galaxia
Notas sobre YAYOI KUSAMA: "MyLife, a Dot". "Mi vida: Un punto".
Orlando Mejía
Boletin 23 Rufino Tamayo. La gran Galaxia
El Otro malo, la paranoia y la práctica de la presentación de enfermos
José Juan Ruiz Reyes
Boletin 23 Rufino Tamayo. La gran Galaxia
Infancia: cuerpo y lenguaje en el autismo
Betsy Rivera Argüello
Boletin 23 Rufino Tamayo. La gran Galaxia
Retratos de las locuras histéricas
Vianney Cisneros
Boletin 23 Rufino Tamayo. La gran Galaxia
Cartel Autismo
Paula Del Cioppo
Boletin 23 Rufino Tamayo. La gran Galaxia
Construcción y desplazamiento
Eréndira Molina Espinosa
Boletin 23 Rufino Tamayo. La gran Galaxia
¡Des-sentido (decencia) para las psicosis!
Edgar Vázquez
Boletin 23 Rufino Tamayo. La gran Galaxia
¿Cómo fabrica un niño de hoy la sombra? Cartel ENAPOL: Secretos de familia
María de los Angeles Morana
Boletin 23 Rufino Tamayo. La gran Galaxia
El espíritu del cartel
Claudia Velásquez