icono-a-ritmo-propio-borde-blanco.png
Joan Miró | Ma masía

Política “Hacia la Escuela”

Dimas F. Vargas Almendras

En el Acto de Fundación, Lacan señala que “necesita trabajadores comprometidos, decididos”. ¿Pero a qué va dirigido esa decisión? A lo largo del banquete de los analistas, Miller señala constantemente un compromiso de trabajo, que va dirigido al trabajo analítico, un trabajo que se manifiesta no solo en la teoría, sino también en la praxis y en el análisis. Trabajo que es elaborado por el analizante desde estas posiciones, pues es este el que se moviliza por trabajar, por hacer algo por el psicoanálisis, pero siempre bajo la transferencia. De allí que es tanto Lacan como Miller señalan que es el amor lo que pone a uno a trabajar.

Un trabajo que lleva consigo una carga, que debe ser sostenida por el analizante, el cual es libre de seguir trabajando o tomar otra decisión. Pues creo que es necesario aclarar, que el reconocimiento y la felicitación, son prospectos que deben de ser retirados ante este compromiso; el cual también traerá consigo la exposición del analizante, exponerse como sujeto, no solo a lo bueno, sino y más que todo al fracaso y la segregación.

A partir de esta exposición es que el analizante rinde cuentas, no a sí mismo ni a la Escuela (la Escuela no es otro), sino al psicoanálisis mismo, abriendo de esta forma un lugar al psicoanálisis dentro de la sociedad, un lugar desde donde se trabaja, un trabajo a sostener para poder formar analizantes. No es a la ligera que señalo analizantes, pues es ese espíritu de analizante el que no se debe perder, el espíritu por aprender, por reformular y hacer algo nuevo por el psicoanálisis.

Es a partir de este punto que me animo a hablar de la política en el psicoanálisis, una política que está en el acto mismo, la acción del ejercicio de la posibilidad de hacer, un resultado de hacer no solo desde la clínica, la supervisión, el análisis (tal vez el testimonio mismo) y la teoría, que no solo se restringe al revisar y el leer, sino también a la producción. Ya no entender la política como un tema aburrido que está ajeno al análisis, ni tampoco entender la política como actos iracundos que conlleva a que grupo de personas entren en conflicto, sino a un acto que conlleva un principio, pues son principios los que se desarrollan en el Acto de Fundación y a La Proposición. Principios mediante los cuales Lacan demuestra su compromiso por trabajar en la causa freudiana, y su interés por sostener el psicoanálisis. Principio que, desde mi parecer, sitúan al psicoanálisis desde una posición diferente, no desde el dogma o desde la ciencia, tampoco como algo contrario a esta última, pues si bien podemos señalar que la praxis del psicoanálisis no es ciencia, debemos aclarar que no va en contra de la ciencia.

Cabe preguntarnos ¿para qué sostener? si no hay una cuestión ni de fe, ni de ciencia detrás del psicoanálisis. Es pertinente señalar que lo que se juega, es una apuesta del analizante que verá qué hacer con el psicoanálisis, en la clínica y en la teoría. Solamente se puede señalar que se está asegurando un trabajo del que el individuo se responsabilizará.

Simplemente el psicoanálisis da su estatuto, a pesar de las diferencias que puede surgir entre los miembros y analizantes que puede crear un ambiente de caos. Políticamente, creo que el psicoanálisis trata de dar un sostén a esas diferencias que empuja a muchas personas a trabajar desde su propia particularidad y ya de allí, si puede surgir un AE o un AME, no como una simple jerarquía al estilo militar, sino como una posición en la que cada analizante sabe cómo responder a la época y al lugar en el que le toco vivir.

De alguna manera, a eso responde la formación, al cómo responder, a partir del trabajo, que no es con la Escuela; sino que es hacia la Escuela pues es desde el cómo se acerca a la Escuela que se puede hacer algo en relación con la falta. En la política se trabaja para hacer algo que cada uno se responde.

BIBLIOGRAFÍA

  • Miller J.A. El banquete de los analistas. Editorial Paidós.
  • Lacan, Jacques. El Acto de fundación. Otros escritos. Editorial Paidós.
  • Lacan, Jacques. La proposición del 9 de octubre de 1967 sobre el psicoanalista de la escuela. Otros escritos. Editorial Paidós.
Más productos de este Boletín
Boletin 36 Joan Miró. Ma masía
¿Qué entendemos por función del analista?
Juan José Abastoflor Paredes
Boletin 36 Joan Miró. Ma masía
¿Qué es el deseo del analista?
Isaac Rogelio Núñez López
Boletin 36 Joan Miró. Ma masía
Transferencia de Trabajo
Arianne E. Leon Burgos
Boletin 36 Joan Miró. Ma masía
La clínica psicoanalítica nodal y su relación con el valor del diagnóstico diferencial
Aldo Avila
Boletin 36 Joan Miró. Ma masía
El cartel, una experiencia de escuela
Boletin 36 Joan Miró. Ma masía
Interrogaciones sobre el cartel
Boletin 36 Joan Miró. Ma masía
Editorial