icono-a-ritmo-propio-borde-blanco.png
Jean ARP | Composición abstracta

Un día imperfecto, la violencia de un acto *

Liliana Bosia

La primera lectura del cuento de Giovana Rivero “ Un día imperfecto” me dejo sin palabras y con una sensación de extrañeza que me tocó el cuerpo.

En un lenguaje descriptivo, justo de palabras, las suficientes y en un tono casi monótono y desafectado, Rivero nos cuenta una historia como tantas otras que leemos a diario en el periódico o vemos en el informativo de la TV. Una historia de amor, odio, engaño, reproches, resignación y obediencia , agresividad y violencia. Agresividad y violencia aparecen abruptamente en las ultimas oraciones del cuento, aunque la autora nos haya ido preparando para ellas.

Pero el último acto, al que nos induce pensar la autora, ¿es un acto pasional?, producto de la cólera que irrumpiendo desde lo real (pulsión) se conjuga con la indignación y no puede ser tramitado por las palabras?; ó ¿es un acto meditado y preparado desde la venganza?

Freud plantea en su texto de 1929,” El malestar en la cultura” que hay un malestar que aqueja al sujeto, y ese malestar es causado por la cultura. Freud pone en el origen de la constitución subjetiva a la pulsión de muerte y esto lo lleva a considerar a la agresión como la condición que aqueja a los lazos sociales, ya que la pulsión de muerte es orientada al mundo exterior manifestándose como impulso de agresión y se pone al servicio de la auto conservación. De manera que toda civilización es construida a partir de someter la agresividad, la crueldad y la destrucción que le son propias al ser humano. [1]

Lacan articula la agresividad al narcisismo. En su artículo “El Estadio del Espejo” plantea la agresividad como constitutiva de la subjetividad en la conformación del yo. Entonces nos dirá, que de lo que se trata es de que el yo se constituye a partir de la transformación que sufre el sujeto por la identificación narcisista a una imagen, la propia, que es vivida como la imagen de un otro. El sujeto asume una imago que proviene del exterior y la constitución del yo se da bajo una premisa de exclusión que para el sujeto se da bajo la forma lógica de “ o él o yo “. Lógica que pone a la rivalidad determinante de la relación del sujeto con los otros los semejantes.

Quedando de este modo la agresividad en el eje imaginario y será la identificación idílica al padre, que permite la constitución del Ideal del yo, que a través de la función pacificante y normativa de las relaciones del yo y la cultura del complejo de Edipo le permitirá al sujeto introducir una distancia en esta relación dual y mortífera. [2]

Lacan en el Seminario V diferencia violencia y agresividad: “La agresividad provocada en la relación imaginaria con el otro con minúscula no se puede confundir con el conjunto de la potencia agresiva.”…”la violencia es ciertamente lo esencial en la agresión, al menos en el plano humano. No es la palabra, incluso es exactamente lo contrario. Lo que puede producirse en una relación interhumana es o la violencia o la palabra”.[3]

Entonces si bien la violencia es esencial en la agresión, para Lacan hay una oposición excluyente entre la violencia y la palabra , de modo tal que siguiendo el principio planteado por él de que sólo se puede reprimir lo que demuestra haber accedido a la estructura de la palabra, la agresividad al acceder a la represión queda del lado de la articulación significante. Diferente es lo que ocurre con la violencia, ésta queda excluida de la palabra, por ende de la articulación significante. Esto quiere decir que queda por fuera de la escena y por lo tanto la podemos considerar un pasaje al acto frente al sin salida de la agresividad. Si bien la violencia puede ser una respuesta para el sujeto, es una respuesta que queda por fuera de la articulación significante. Podemos tomar este cuento como un ejemplo de lo que queda por fuera de la cadena significante y se monta en un acto.

Ahora bien, se puede pensar una articulación entre literatura y psicoanálisis a partir de la pregunta ¿ qué escribe la escritura?. Gustavo Dessal nos dice que para él la literatura es la puerta secreta por la que se puede pasar a la infancia, es decir “a las marcas originarias que el discurso del Otro ha dejado en nuestro cuerpo. Esas marcas son el alfabeto secreto con el que la escritura cifra su mensaje”. [4]

La escritura es una posibilidad, para algunos sujetos, de bordear, de cernir algo de lo real. Es poder decir algo sobre un real, como la muerte en este cuento por ejemplo, real para el cual no hay representación. Es la posibilidad de poner en palabras algo de ese real que se vuelve insoportable. “Escribimos para hacer resonar el silencio de lo que no ha podido alojarse en el inconsciente, pero que sin embargo está allí, como un agujero en el saber”. [5]

NOTAS

  1. Freud, S.(1992), El Malestar en la cultura, apartado V, Obras completas, Tomo XXI. Ed. Amorrortu: Buenos Aires, págs. 105 -112
  2. Lacan, J. El Estadio del Espejo, en Escritos I, Siglo XXI ed.
  3. Lacan, J. Los circuitos del deseo, en el Seminario V. Paidós ed. 1999, pág. 467,468
  4. Dessal, G. Mi pequeña teoría, en Revista Enlaces #24. [ICF-CIC de BA], pág. 12
  5. Dessal, G. Ídem, pág. 13
Más productos de este Boletín
Boletin 37 Jean ARP. composición abstracta
Odio, melancolia y estrago en la subjetividad de la época
Claudia Subieta A.
Boletin 37 Jean ARP. composición abstracta
Odio al extranjero… en uno mismo
Ana Ibáñez
Boletin 37 Jean ARP. composición abstracta
Franz Kafka entre el odio y la culpa
Carlos Chávez Bedregal
Boletin 37 Jean ARP. composición abstracta
El odio a Freud
Thamer Prieto
Boletin 37 Jean ARP. composición abstracta
El feminicidio: Una aproximación psicoanalítica
Claudia Pérez Farfán
Boletin 37 Jean ARP. composición abstracta
De los ideales, el odio y la abyección
María Isabel Uribe
Boletin 37 Jean ARP. composición abstracta
“Un día imperfecto”[1] Una posible escritura del odiamoramiento *
Teresita Díaz – Asociada APEL Santa Cruz
Boletin 37 Jean ARP. composición abstracta
Una experiencia de escuela, una salida digna
María Teresa Russi C.
Boletin 37 Jean ARP. composición abstracta
Sublimación, ¿La operación por la que se dignifica el goce?
Javier Ortiz
Boletin 37 Jean ARP. composición abstracta
La indignación como índice de un surco nuevo
Felipe Maino